Tejido cultural y carnavales

Más de ocho millones de euros destina el Ayuntamiento a ayudas sociales. Es la respuesta ante las dificultades que sufren muchas familias de Santa Cruz, como consecuencia de la crisis del coronavirus. Vecinos y vecinas que requieren apoyo para la compra de alimentos, el pago del alquiler o el abono de servicios básicos como la luz y el agua. Personas a las que no vamos a dejar en la estacada.

Tal nivel de protección no es algo coyuntural. Ya el pasado año, según recoge el portal estatal Presupuestos Municipales, el de nuestra ciudad fue el cuarto de España y el primero de Canarias en gastos para servicio y promoción social, entre las de más de 200.000 habitantes. Tan solo Barcelona, Bilbao y Madrid superan en este capítulo a Santa Cruz.

Con ser importante esta respuesta, no podemos quedarnos ahí. Aunque la creación de empleo no sea una competencia de los ayuntamientos, tampoco podemos cruzarnos de brazos. Como era de temer, el crecimiento del paro se ha disparado y nos aproximamos a las 30.000 personas sin empleo. En paralelo, aumentan las dificultades de muchísimos pequeños empresarios y autónomos para mantener la actividad.

En tanto los gobiernos de Canarias y de España siguen sin ponerse las pilas, ¿qué podemos hacer en esta situación desde un ayuntamiento? Desde luego, cualquier cosa menos esperar a que escampe la tormenta. Por ejemplo, como acabamos de hacer, con el impulso de una iniciativa como los “Bonos Consumo”, dotados con 375.000 euros y llamados a favorecer el comercio de proximidad.

Pero hay más. Sin ir más lejos, con todas las actividades emprendidas con motivo del Carnaval. Esa celebración virtual que estamos afrontado en estas semanas, en colaboración con los colectivos que hacen grandes nuestras Fiestas. Porque, más allá de lo testimonial, en tanto podamos volver a celebrarlo en la calle, su hábitat natural, estamos generando economía. Sobre todo, en el sector de la cultura.

Si no, que se lo pregunten a diseñadores, músicos, cantantes, bailarines, humoristas, actores, maquilladores, regidores, técnicos de iluminación y sonido, productoras… Profesionales y empresas de un tejido cultural que durante los últimos meses han visto decaer su actividad y con ello, sus recursos familiares. Personas que valoran y entienden la decisión adoptada por el Ayuntamiento como un estímulo de la economía.

Igual que deberían entenderlo quienes, solo un año atrás, mostraron su incapacidad e irresponsabilidad en la organización del Carnaval. Esos que ahora, sirviéndose de la demagogia, tratan de desprestigiar una manera de hacer que incluso emulan compañeros de su mismo partido en otros consistorios.

Así que la fórmula está clara: todo el apoyo social para quienes sufren la crisis de manera directa y todas las medidas que sean posibles para dinamizar la económica. Para evitar el cierre de empresas y la destrucción de empleo.

Una respuesta a «Tejido cultural y carnavales»

  1. Yo creo que este carnaval que se esta haciendo solo esta enriqueciendo la fiesta mas importante del mundo dando trabajo a mucha gente sin olvidar a la gente que lo que lo pasa mal creo que este carnaval que esta hsciendo este consejal y Erique Camacho solo tiene un nombre tenerife mejor carnaval del mundo y eso es dinero para la isla

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

22.02.2021    /    1  comentarios    /