La ilusión y la confianza también generan empleo

La recuperación económica de Santa Cruz es un hecho; como un hecho es que esa recuperación está llegando poco a poco a más gente; al bolsillo de los ciudadanos y a los balances de nuestras empresas. El número de contrataciones, la reducción del paro registrado, la apertura de nuevas empresas, el tirón del consumo y la renovada pujanza del sector comercial o la creciente llegada de turistas y visitantes, nos sitúan en un escenario muy diferente al de hace unos años.

Esos datos son importantes en sí mismos, pero también como termómetro para medir la ilusión de nuestra gente y como factor decisivo para la confianza empresarial.

Porque más allá de los números y las cifras macroeconómicas, el estado de ánimo de una sociedad es de capital importancia para su desarrollo económico. La ilusión y la confianza también son elementos generadores de economía, de buena economía.

De ahí que desde el Ayuntamiento estemos trabajando desde hace mucho tiempo en crear las condiciones adecuadas para canalizar esa confianza empresarial hacia la generación de puestos de trabajo. Cuanta más confianza haya en el empresariado a medio y largo plazo, más posibilidades habrá de mejorar la calidad del empleo que se crea.

En Santa Cruz, al igual que en el resto de Canarias y del territorio español, el nivel de temporalidad de los contratos es muy elevado en comparación con aquellos de carácter indefinido. Por eso resulta fundamental que trabajemos con las herramientas que tenemos a nuestro alcance. Dado que las competencias municipales en materia de legislación laboral son inexistentes, debemos poner el foco en aquellos asuntos en los que sí podemos actuar.

Desde esa perspectiva, estamos siendo audaces en la captación de recursos económicos destinados a la formación, por un lado, y en la generación de un clima de confianza empresarial –apoyando las actividades productivas con medidas de carácter fiscal o de dinamización- para que esa recuperación llegue a todos los vecinos de Santa Cruz.

Porque ahora que las cosas marchan bien no podemos dejar a nadie orillado en el desempleo o, directamente, en la exclusión social. La salida definitiva de la crisis será total y para todos, o directamente no será.

Desde el Ayuntamiento seguiremos profundizando en todas esas medidas, que están dando muy buenos resultados, sin dejar volver la vista a quienes demandan aún hoy en día un trabajo: un buen, digno y estable puesto de trabajo.

Ese es el reto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

30.07.2018    /    0  comentarios    /